Publicado el

Los niños no aprenden de quienes no les agradan

Los niños no aprenden de quienes no les agradan
Los niños no aprenden de quienes no les agradan

¿Alguna vez han visto que un niño que no se concentra en clase, o que se le dificulta memorizar algunos datos de sus clases, de repente aprende una palabra nueva que escuchó en su programa de televisión favorito, o que le escuchó a su hermano mayor, o que puede repetir todo lo que acaba de escuchar que habló su papá por teléfono? ¿Por qué sucede esto? ¿Sus problemas de atención se relacionan solo con asuntos escolares?

Rita Pierson, quien fue maestra durante mas de 40 años dijo una frase que nos explica muy bien toda esta situación “Kids don´t learn from people they don´t like” (los niños no aprenden de quienes no les agradan) Y puedo decir, en mi experiencia como docente de niños que es completamente cierta.

Por esto la labor de un docente comienza por entender a sus niños, conocerlos, saber qué les gusta, qué música oyen, qué los hace reír, ¡escucharlos! Su primer objetivo debe ser llegarles al corazón, porque cuando un docente llega al corazón de un niño, entonces tiene ya la llave para entrar a sus mentes y poder mostrarles y compartirles su conocimiento.